El papel de los Asesores Profesionales en Ámbitos de Gobierno

Resulta cada vez más importante e indispensable que un gobierno sepa comunicar, y comunicar bien. Es deber de los gobiernos entender está relación, sobre todo en situaciones críticas, a fin de resolver los conflictos con el menor coste posible. Sin embargo, el desarrollo de esta área y su consecuente profesionalización es tomado en general como un tema marginal. Los gobiernos actúan de manera reactiva, una vez que la crisis amenaza con desestabilizar el orden político existente. Cada palabra, mensaje, imagen, acción u omisión deja huellas en la mente de los diferentes públicos con quienes se trabaja en el día a día; ya sean ciudadanos, electores, líderes de opinión o autoridades. Toda gestión de gobierno debe ocuparse constantemente para que el mensaje llegue, de manera segura y positiva, al pensamiento de quienes deciden con su voto la adhesión al partido o mandatario. Una planificación organizacional ajustada desde una eficiente comunicación y adecuadas relaciones intra e interinstitucionales, no pueden estar ausentes en la agenda de quienes conducen. Deben ser un aspecto a atender, mediante la implementación de estrategias que generen resultados exitosos. Una adecuada planificación estratégica, permite la identificación de las particularidades y prioridades de los principales actores de la vida comunitaria. Es aquí donde entra en juego el rol de los comunicadores, profesionales o asesores políticos, quienes tienen la tarea de construir un perfil gubernamental acorde con los requerimientos sociales. Instalar al funcionario, en estos tiempos, requiere de mecanismos y estrategias acordes a la realidad local, a las preferencias y necesidades de los ciudadanos. Tan importante como hacer, es darlo a conocer. De nada sirve destinar todos los esfuerzos de una gestión para hacer un puente o un hospital, si finalmente solo conocen la obra quienes la utilizan. La mejor campaña es comunicar sobre el buen gobierno. Es necesario trabajar en un eje de comunicación política e institucional de gestión, que permita hacer visible el accionar y generar una imagen positiva en los públicos. En este contexto la comunicación política de gobierno debe permitir la identificación de las particularidades locales y de los actores de la vida pública social. Esto habilitará la definición, representativa y participativa, de las prioridades estratégicas que posibiliten construir respuestas eficaces a los desafíos que plantea el escenario actual. El comunicador tiene la tarea de convertir al gestor público en un verdadero líder de su comunidad. El rol del comunicador en una organización política en estado de madurez, es el de acompañar y guiar el liderazgo institucional hacia espacios de participación y discusión que permitan la resolución de los problemas que afectan al grupo social de referencia.



Dejanos tu comentario 







Comentarios en esta nota

No hay comentarios en esta nota.