Ciberactivismo: la militancia del Siglo XXI

El ciberactivismo es la nueva metodología de militancia del Siglo XXI. En diferentes países del mundo las sociedades están reformulando los modelos de militancia tradicional a través del uso de las nuevas tecnologías.

El fin es movilizar a otros socialmente mediante nuevos métodos que hasta hace unos años atrás eran impensados.

En nuestro país, la cibermilitancia tuvo su estreno oficial durante la protesta contra el campo a lo largo de 2007. El pueblo se reorganizó con un fin específico: el apoyo al campo en contra del Gobierno y su medida 125 que permitía un duro incremento en las retenciones agropecuarias. En esta oportunidad, la sociedad argentina necesitó de sólo una cosa para organizarse y manifestarse: un teléfono celular. Los mensajes para manifestarse o para realizar "cacerolazos" de protesta comenzaron a enviarse a miles de teléfonos móviles.

Este fenómeno, conocido como ciberactivismo genera algo que a los políticos los asusta un poco: la ausencia de control sobre la información. Ya que aquí nadie puede controlar el flujo informativo del modo tradicional, se genera una especie de incertidumbre, que muchas veces los obliga a adaptarse a las nuevas maneras de comunicar.

imag1

Algo similar ocurre con las redes sociales y algunas de las herramientas de la web 2.0 que son vistas con cierta distancia por algunos políticos.

Lo más aconsejable para quienes detentan el poder, es que tomen estas nuevas formas de hacer política de la manera más seria y responsable posible, intentando adaptarse a los cambios y a las demandas sociales.

El ciberactivismo es una nueva herramienta ciudadana que intenta reflejar los cambios y manifestaciones sociales de quienes buscan expresarse en esta nueva era: la era de la tecnología, en donde en internet todo es posible.

La convocatoria por mensajes de texto permite la amplia coordinación de la masa que cuenta con un fin común, transformando las expresiones y posturas respecto a determinado tema en la máxima expresión de racionalidad colectiva.
Por ello, la mejor forma que tienen los dirigentes de afrontar este cambio - el cual ha llegado para quedarse - es la de generar estrategias inteligentes desde todos los ámbitos políticos, utilizando las aplicaciones webs a favor de sus propios objetivos, intentando captar la mayor cantidad de adeptos posibles, a partir del fomento de la participación, el intercambio activo y la militancia constante.

En estos tiempos es necesario reconocer que internet mueve montañas, y los políticos, dirigentes y mandatarios deben ser consientes de semejante fenómeno social actual.




Dejanos tu comentario 







Comentarios en esta nota

No hay comentarios en esta nota.