Cómo gestionar con éxito una Campaña Electoral

Cambio cultural

Las elecciones son la fiesta de la democracia, un evento necesario donde confluyen política y comunicación. La gestión de estos eventos se ha complejizado con el paso del tiempo, pero la esencia sigue siendo la misma.

Las elecciones, además de una celebración, son el eje de la vida política. Están concebidas para tres cuestiones esenciales: animar a los electores a votar por nuestro candidato, persuadir indecisos y neutralizar que los votantes del candidato contrario voten por él. Pero, ¿cómo logramos que eso ocurra?

La forma de comunicar ha ido adaptándose a la evolución de los medios de comunicación de masas. Daniel Ureña afirma que la cultura audiovisual ha hecho que pasemos de «leer para formarnos» a «ver antes que leer». Si tradicionalmente la política estaba ligada a la razón, hoy ha evolucionado hacia la emoción a través de las imágenes y la persuasión. La política ahora se contempla, es espectáculo; esto se debe, en gran medida, a la exigencia de los medios, sobre todo los audiovisuales, que buscan la anécdota antes que la noticia. Sabiendo esto, resulta imprescindible orientar la comunicación política hacia la imagen. Es imprescindible saber comunicar con el lenguaje audiovisual.

¿Cómo diseño mi campaña electoral?

Analistas, teóricos y medios de comunicación están de acuerdo en admitir que la campaña del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha generado un nuevo fenómeno, esto es porque a partir de dicha campaña surgió un acercamiento más directo entre los medios de comunicación política y los ciudadanos. Ureña resume las claves innovadoras de su campaña electoral en la importancia que le ha dado Obama a la construcción del relato —el también llamado storytelling— para ilustrar el mensaje, pero también en la gestión de las emociones, el poder de la imagen, el poder que supone haberle dado voz a la gente y la apuesta por las nuevas tecnologías.

Las campañas sirven para diferenciar a un candidato de los demás. Con ingenio, disciplina y planificación es posible conseguir una mayor y exitosa conexión con la gente. Las claves para diseñar una campaña electoral pueden sintetizarse en diez puntos esenciales:

1. Basar la campaña en una única estrategia
2. Escuchar a la gente
3. Concretar las propuestas en tres grandes mensajes
4. Repetir el mensaje
5. Utilizar un lenguaje acorde al público objetivo
6. Cuidar a los prescriptores
7. Confiar en lo que opina la gente en Internet
8. Cuidar la identidad gráfica
9. Usar lenguaje audiovisual
10. No olvidar la importancia de la empatía

Posicionamiento y estrategia

Los puntos que más reticencias provocan, son los relacionados con el posicionamiento y la estrategia. El posicionamiento se define como el lugar que ocupamos en la cabeza de la gente, una imagen que si no defines tú, la van a definir por ti. «Es muy importante diferenciarte del otro candidato». La estrategia, por otro lado, se resume en la frase que define hacia dónde van los aspirantes del poder; es una única fórmula escrita en un párrafo que facilita la planificación de la comunicación.

Una vez concretada la estrategia, hay que elegir los mensajes. Para llevar a cabo una buena campaña se debe evitar tratar demasiados temas y concretar lo que se quiere decir. El siguiente paso es repetir el mensaje, siempre utilizando el lenguaje del público al que el político se dirige.

Otra de las cuestiones a considerar es el tema de la persuasión e interacción entre el candidato y los individuos. La importancia de hacer sentir a los votantes parte de la campaña y tomar en cuenta sus peticiones y opiniones, utilizando canales que permitan el feedback.

En la actualidad el medio que ha cambiado la manera de relacionarse, del candidato con los votantes, es la Red. Internet es un canal fundamental de comunicación, una herramienta de bajo coste y amplia cobertura, con facilidad de acceso a todos.

La apuesta por las nuevas tecnologías es una realidad y las redes sociales serán primordiales en las campañas del futuro.



Dejanos tu comentario 







Comentarios en esta nota

No hay comentarios en esta nota.